8 de cada 10 usuarios de cigarrillos electrónicos deja de fumar por completo en España

Un estudio de CoEHAR revela propiedades antibacterianas en los líquidos de los cigarrillos electrónicos
22 septiembre, 2020
ESTUDIO DE SIGMA DOS SOBRE CIGARRILLO ELECTRÓNICO 2020
20 noviembre, 2020

8 de cada 10 usuarios de cigarrillos electrónicos deja de fumar por completo en España

  • 8 de cada 10 usuarios de cigarrillos electrónicos han logrado dejar de fumar por completo y no compaginan su uso con el cigarrillo tradicional. 
  • El vapeador español tiene entre 30 y 44 años, se informa sobre los productos y lleva entre uno y tres años utilizando el cigarrillo electrónico.
  • Un 74% de los usuarios de cigarrillos electrónicos considera que su salud ha mejorado.

Madrid 28 de octubre de 2020

UPEV y ANESVAP han participado hoy en la presentación del estudio sobre cigarrillos electrónicos elaborado por SIGMA DOS en el que se detallan los hábitos de consumo del usuario de productos del vapeo en España y han recalcado la importancia de que se elaboren más estudios sobre el perfil del vapeador y la importancia de informar correctamente al público en general.

Durante la presentación del estudio, se han demostrado hábitos de consumo y percepciones del usuario que desmitifican muchas de las cuestiones con las que más se ataca a estos productos, como por ejemplo la edad media del vapeador, que se sitúa entre los 30 y los 44 años, desmintiendo que esto sea un producto utilizado por los más jóvenes. Y es que desde la patronal española del sector del vapeo, UPEV, su presidente Arturo Ribes ha recordado que “los productos del vapeo son productos destinados al fumador adulto en exclusiva.”

El estudio desmitifica por completo también la figura del usuario dual, aquel que fuma y vapea a la vez, ya que más del 78% de los vapeadores lo hacen en exclusiva, donde el 93% de los usuarios son exfumadores, y donde un 83% de los consumidores ha logrado dejar de fumar completamente con la ayuda de estos dispositivos. Ello apoya la evidencia de que estos productos ayudan de manera efectiva a dejar de fumar, una conclusión que ha compartido este mismo mes la red médica internacional Cochrane.

Así, se desprende también de las conclusiones del estudio de Sigma Dos, que los usuarios son un público informado. Más de la mitad de los usuarios sigue la actualidad sobre los estudios e informes relacionados con el cigarrillo electrónico, especialmente los mayores de 65 años, de ahí que UPEV resalte la importancia de informar correctamente y evitar la desinformación de usuarios y potenciales usuarios que en la actualidad fuman y que buscan la forma de dejarlo.

Ribes ha recordado que “Son más de 400.000 personas las que han dejado de fumar, pero pueden ser muchos más en los próximos cinco años si se informa correctamente a la población”.

Los usuarios tienen diferentes motivaciones para cambiar el cigarrillo tradicional por el cigarrillo electrónico, el 40,7% afirma que buscan ayuda para dejar de fumar y el 31,2% afirma que busca mejorar su salud. Y es que los usuarios confirman que entre las mayores ventajas del uso de cigarrillos electrónicos se encuentra un menor daño para la salud y que han dejado de toser como lo hacían antes mientras fumaban.

Más de la mitad de los usuarios de cigarrillos electrónicos, un 59,3%, manifestaron que la mejoría de la salud es la ventaja que su entorno percibe en relación con el uso de cigarrillos electrónicos, mientras que un 74% de los encuestados consideran que su salud ha mejorado, especialmente entre las mujeres.

Los sabores se han demostrado como un elemento indispensable para lograr que las personas dejen de fumar y opten por el uso de cigarrillos electrónicos, especialmente entre las personas de más de 44 años, quienes optan por sabores afrutados como forma de alejarse del recuerdo que conservan de cuando eran fumadores.

Según el informe de SIGMA DOS el 83% de los encuestados afirma haber reducido la concentración de nicotina desde que comenzó a vapear, lo que confirma la capacidad de estos dispositivos para reducir progresivamente el consumo de nicotina hasta poder abandonarlo por completo. Y es que el 77,8% de los vapeadores españoles consideran los cigarrillos electrónicos como una terapia de reemplazo de nicotina mucho más efectiva que otros productos como parches o chicles de nicotina.

Ángeles Muntadas-Prim, presidenta de ANESVAP, ha recalcado que “1 de cada 2 usuarios necesita de las autoridades sanitarias más investigación sobre estos productos” y ha recordado que “mientras Francia saldrá esta semana con una campaña de lucha contra el tabaco en la que el cigarrillo electrónico juega un papel importante, España no ha hecho ni un solo estudio en 10 años sobre el cigarrillo electrónico y su potencial para ayudar a dejar de fumar”.

UPEV ha concluido afirmando que España cuenta con un sector profesionalizado que apuesta por garantizarle a los fumadores adultos un producto seguro que le ayude a dejar el cigarrillo tradicional, y que por ello “tenemos que apostar por la ciencia y la investigación que nos dice que 8 de cada 10 fumadores pueden dejar de serlo con estos productos del vapeo” ha concluido el presidente de UPEV.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *