RESUMEN DE PRENSA DE VAPEO 1º SEMANA DE NOVIEMBRE

Comunicado de UPEV sobre la composición de los líquidos de cigarrillo electrónico y lo acontecido en Estados Unidos
27 agosto, 2019
LA CAMPAÑA DE SANIDAD BENEFICIÓ A LAS GRANDES TABAQUERAS Y PROVOCÓ GRAVES PÉRDIDAS AL SECTOR DEL CIGARRILLO ELECTRÓNICO
11 diciembre, 2019

RESUMEN DE PRENSA DE VAPEO 1º SEMANA DE NOVIEMBRE

INSTITUTO COORDENADAS CREE QUE SANIDAD

DEBERÍA DAR UNA OPORTUNIDAD AL CIGARRO ELECTRÓNICO COMO MEDIO PARA DEJAR DE FUMAR

El Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada considera que el Ministerio de Sanidad “debería dar una oportunidad” al cigarrillo electrónico para que pueda “mostrar su potencial como opción para dejar de fumar tabaco en lugar de encerrarse en la absoluta negatividad con la que trata este tipo de productos”. Según sostiene el instituto, el cigarrillo electrónico “rompe, en su concepción, con la espiral de prejuicios que hay en torno al tabaquismo” al introducir “elementos nuevos tanto en la forma de uso, en los nuevos hábitos que genera y en la percepción instalada entre los fumadores, como en los ingredientes que utiliza, que deben conducir a una nueva manera de afrontar este problema, entre las que se incluye una drástica reducción del consumo de tabaco o a su abandono por sus consumidores”. Así lo concluye el Grupo de Análisis que ha creado el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada para abordar, según ha defendido, el problema del tabaquismo “desde una perspectiva desprejuiciada”.

“ABANDONAR EL REDUCCIONISMO NEGATIVISTA” En este sentido, hace hincapié en la necesidad de “ampliar el espectro” de evaluación de todo lo que concierne al tabaquismo y “abandonar el reduccionismo negativista con el que actualmente se está abordando el problema”. “La visión oficial es que todo lo relacionado con el tabaco es malo, algo que podía aceptarse hasta hace poco tiempo, pero que está obsoleto actualmente”, subraya el Instituto Coordenadas. “Si se admiten las posibilidades de éxito en la lucha contra el tabaquismo de las técnicas de psicoterapia, de productos de la medicina natural, de medicamentos que ya financia el Sistema Nacional de Salud, de terapias de reemplazo de la nicotina en forma de parches, inhaladores, aerosoles, pastillas o gomas de mascar, ha llegado el momento de entrar de lleno en esa nueva forma de abordar el problema y asumir que elementos disruptivos como los cigarrillos electrónicos pueden tener opciones como medio para dejar de fumar”, señala el Instituto, que añade que es “una opción más, en el arsenal terapéutico cuya prescripción siempre es subjetiva”.

VAPEO NO INCITARÍA AL TABAQUISMO ADOLESCENTE,

según un estudio

Es posible que el vapeo no sea la puerta de entrada al tabaquismo adolescente que muchos temían, según un estudio.

El uso de cigarrillos electrónicos no aumenta la probabilidad de que un adolescente fume, según un estudio realizado por investigadores estadounidenses. El tabaquismo se puede atribuir por completo a otros factores que afectan la predisposición de los adolescentes a los cigarrillos, como la educación parental, el tabaquismo en sus pares, la ansiedad y el abuso de otras sustancias.

Las ventas de cigarrillos electrónicos se han visto afectadas por una ofensiva regulatoria en Estados Unidos en medio de preocupaciones de que productores como Juul Labs Inc. han estado haciendo marketing para fumadores menores de edad. Se han reportado casi 1.900 casos de enfermedades pulmonares asociadas con el vapeo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. En el Reino Unido, funcionarios de la salud pública reiteraron recientemente su postura de que los cigarrillos electrónicos son mucho menos dañinos que los combustibles, e instaron a los fumadores a hacer un cambio.

El estudio analizó la relación entre el vapeo y el tabaquismo convencional, y evaluó 14 factores de riesgo en común, en base a encuestas realizadas en 2015 y 2016 a estudiantes de octavo y décimo grado en EE.UU.

Si bien se concluyó que los vaperos tienen más probabilidades de fumar cigarrillos, el efecto se anuló cuando el análisis consideró los factores de riesgo que se repiten entre ambas actividades. Sin embargo, los investigadores encontraron una asociación entre el vapeo y el consumo de cigarrillos de por vida y dijeron que se necesitan nuevos estudios para determinar si existe un vínculo causal.

Las conclusiones aparecen en Nicotine & Tobacco Research, una revista científica cuyo editor no acepta financiamiento de la industria del tabaco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *