NOTA DE PRENSA “Equiparar el cigarrillo electrónico al convencional provocaría un aumento del número de fumadores”

LA CAMPAÑA DE SANIDAD BENEFICIÓ A LAS GRANDES TABAQUERAS Y PROVOCÓ GRAVES PÉRDIDAS AL SECTOR DEL CIGARRILLO ELECTRÓNICO
11 diciembre, 2019
NOTA DE PRENSA “El sector del vapeo solicita al Gobierno diálogo en la regulación del cigarrillo electrónico”
28 febrero, 2020

NOTA DE PRENSA “Equiparar el cigarrillo electrónico al convencional provocaría un aumento del número de fumadores”

En respuesta al reciente anuncio del ministro de Sanidad, Salvador Illa, de que la ley del tabaco que prepara su departamento podría equiparar el consumo de tabaco con el vapeo, UPEV informa ,mediante Nota de Prensa, a los medios de comunicación en los siguientes términos

  • La última campaña de Sanidad en la que equiparaba ambos productos generó un aumento en las ventas de cigarrillos
  • La Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo (UPEV) manifiesta su preocupación ante la posibilidad de que ambos productos reciban el mismo tratamiento en la ley del Tabaco que prepara el Ministerio de Sanidad
  • UPEV recuerda que, en países avanzados en la materia, como Reino Unido, utilizan el cigarrillo electrónico como herramienta en la lucha contra el tabaquismo
  • La Directiva Europea de Productos del Tabaco diferencia ambos productos y establece categorías diferentes

Madrid, 18 de febrero de 2020. “Equiparar el cigarrillo electrónico al cigarrillo tradicional sería renunciar a una herramienta eficiente y segura para dejar de fumar y para reducir los daños que provoca el tabaquismo. Una medida como ésta generaría un aumento en el número de fumadores”, ha señalado Arturo Ribes, presidente de la Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo (UPEV).

La asociación manifiesta de esta forma su preocupación ante el reciente anuncio del ministro de Sanidad, Salvador Illa, de que la ley del tabaco que prepara su departamento podría equiparar el consumo de tabaco con el vapeo.

“Vapear no es fumar y los cigarrillos electrónicos no son tabaco”, ha asegurado el presidente de UPEV. “Son productos distintos, no tienen nada que ver ya que son productos diferentes y así viene recogido en la Directiva de Productos del Tabaco que los diferencia. Y al ser diferentes, no se les puede aplicar las mismas normas. No deben equipararse desde el punto de vista legislativo”, ha añadido.

Cada vez más Gobiernos y organismos públicos en países de nuestro entorno, como el Reino Unido, Francia o Noruega reconocen estas diferencias y están incluyendo el uso del cigarrillo electrónico entre las herramientas de reducción de daño.

“La equiparación de fumar y vapear es contraproducente en términos de salud pública”, señala Ribes. “La campaña El tabaco te ata y te mata, que lanzó el Ministerio el pasado septiembre y en la que se decía erróneamente que los efectos de ambos hábitos son similares, no sólo no ha conseguido reducir el consumo de tabaco, sino que ha facilitado que las grandes tabaqueras aumentaran sus ventas un 1% en los dos meses posteriores a su lanzamiento”, de acuerdo a los datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos, del ministerio de Hacienda.

Por el contrario, tras esta campaña se registró una reducción del 70% en la venta de los llamados “kits de inicio”, recomendados para fumadores que deciden dejar de fumar. “En otras palabras, 7 de cada 10 fumadores que iban a dejar el tabaco han optado por seguir fumando en lugar de pasarse al vapeo”, ha detallado Ribes.

Además, según estos datos, un 20% de los usuarios que se habían iniciado recientemente en el vapeo han dejado de comprar consumibles para estos dispositivos, lo cual indica que 2 de cada 10 exfumadores podrían haber vuelto al tabaco a raíz de la campaña del ministerio de Sanidad.

“Nos preocupa que se insista en medidas que han fracasado en la consecución de sus objetivos”, afirma el presidente de UPEV. “Igualar el vapeo con el tabaco conlleva un grave perjuicio para los cientos de miles de usuarios españoles que han conseguido abandonar el tabaco gracias al cigarrillo electrónico y podrían regresar al cigarrillo convencional”, añade Ribes. “Por ejemplo, obligar a vapeadores y fumadores a compartir espacios para el consumo es una idea descabellada, pues los vapeadores son exfumadores y exponerlos de nuevo al humo del tabaco que tanto esfuerzo les ha costado abandonar es empujarlos a recaer en su adicción”, ha advertido.

UPEV ha planteado al nuevo Gobierno la necesidad de iniciar “una nueva etapa de colaboración” entre la Administración y el sector independiente del cigarrillo electrónico, que da empleo a alrededor de 5.000 personas en España y contribuye a que miles de fumadores abandonen el tabaco. Entre las peticiones planteadas al Ejecutivo, las pymes defienden la importancia de poner freno a la desinformación en torno a estos dispositivos.

UPEV se ha ofrecido a las autoridades “para ayudar a acabar con el desconocimiento que impera en el ámbito institucional, de forma consciente o inconsciente, y que contribuye a alimentar la desinformación en torno al vapeo”, según Ribes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *