La patronal del cigarrillo electrónico UPEV demanda a Sanidad por la campaña difamatoria contra el vapeo

El programa REPOR de TVE habla sobre el vapeo en “Me sabe a humo”
30 noviembre, 2020
ESTUDIO DE SIGMA DOS SOBRE CIGARRILLO ELECTRÓNICO 2021
23 junio, 2021

La patronal del cigarrillo electrónico UPEV demanda a Sanidad por la campaña difamatoria contra el vapeo

NOTA DE PRENSA

La patronal del cigarrillo electrónico UPEV demanda a Sanidad por la campaña difamatoria contra el vapeo.

  • La Unión de Promotores y Empresarios del vapeo refuerza su equipo legal para presentar medidas legales contra el Ministerio de Sanidad.
  • Los empresarios del vapeo reaccionan así ante la campaña de acoso y derribo del Ministerio contra el sector y su reciente informe sesgado que confunde a la ciudadanía.
  • La campaña de Sanidad ha supuesto una caída de más de un 30% en la facturación de un sector integrado en su gran mayoría por PYMES, el cierre de negocios y la pérdida de empleos así como la vuelta de muchos usuarios al cigarrillo tradicional.

 25 enero 2021

Barcelona – La Unión de Promotores y Empresarios del vapeo (UPEV) ha presentado esta semana medidas legales contra el Ministerio de Sanidad en respuesta a la campaña de publicidad engañosa promovida desde Sanidad, que sugiere que vapear y fumar producen los mismos efectos nocivos para la salud. Dicha sugerencia está articulada alrededor de una masiva campaña de publicidad lanzada por Sanidad a mediados de 2019 y un informe carente de objetividad científica y que el sector no duda en tachar de parcial al ignorar importante evidencia científica nacional e internacional. Con esta campaña engañosa el Ministerio de Sanidad se aleja de la línea seguida por otros países europeos.

“El ministro de Sanidad Salvador Illa nos ha ignorado hasta en cuatro ocasiones a lo largo del año que lleva en el Ministerio pese a su promesa de reunirse con las PYMES que componemos el sector.” Afirma Arturo Ribes. “Esta posición tan extrema no la hemos visto en ningún otro Ministerio de Sanidad del mundo y ante las mentiras y la difamación estamos obligados a recurrir al amparo legal para solicitar por via judicial una rectificación del Ministerio de Sanidad.”

Para la patronal española, el informe sobre cigarrillos electrónicos y la campaña de Sanidad del último año no solo incurre en falsas afirmaciones, sino que ocasiona un gravísimo perjuicio económico y reputacional para el sector de pequeñas y medianas empresas y crea confusión entre la ciudadanía.

En este proceso, la patronal española estará asesorada por el despacho Thomas de Carranza abogados. Los socios del despacho, Santiago Thomas de Carranza y Eduardo Diaz- Meco liderarán la asistencia letrada de las acciones legales y judiciales que interponga la Asociación en defensa de los legítimos derechos e intereses del sector.

El Ministerio de Sanidad publicó una campaña de comunicación en septiembre de 2019 presupuestada en casi 1.500.000 euros, en la que se trataban de igual manera los productos del vapeo al tabaco de combustión (cigarrillos, tabaco para liar, etc) y afirmaba sin evidencia científica que todos los productos con tabaco o nicotina pueden matar a sus consumidores.

A esta campaña se le sumó la publicación el pasado mes de noviembre un informe del Ministerio de Sanidad sobre cigarrillos electrónicos en el que la patronal del vapeo detecta manipulación intencionada con el fin de dar continuación a la línea creativa de la mencionada campaña. En dicho informe la patronal observa la falta de análisis y consideración de los numerosos estudios existentes.

UPEV recuerda que, además de la evidencia científica existente, otras Administraciones Públicas en todo el mundo de reconocida trayectoria contra el tabaquismo  han incorporado estos productos menos dañinos en sus estrategias nacionales de lucha contra el tabaquismo como es el Ministerio de Salud inglés en marzo de 2020, el Ministerio de Sanidad francés el pasado mes de noviembre o el propio Gobierno neozelandés, así como en más recientemente el Gobierno griego que ha incluido en la legislación nacional productos de menor riesgo para reducir los daños del tabaquismo. Así mismo, la propia Organización Mundial de la Salud advierte que: “si la gran mayoría de fumadores que no pueden o no quieren dejar de fumar se pasasen a alternativas de suministro de nicotina sin combustión, representaría un destacable logro para la salud pública”

El sector cifra en más de un 30% la caída de la facturación durante el año 2020 por la campaña de Sanidad que ha alejado a muchos consumidores del uso de estos dispositivos y que, en su gran mayoría, han vuelto al consumo de tabaco convencional. El sector denuncia que las acciones del Ministerio de Sanidad están incurriendo en un ejercicio de desinformación a la sociedad de manera consciente e irresponsable, y es que ya se empiezan a apreciar que muchos fumadores que dudaban si recurrir a estos dispositivos para reducir riesgos y tratar de dejar de consumir tabaco, están aparcando esa decisión y continúan fumando como hasta entonces.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *